jueves, 25 de abril de 2013

Tarta de chocolate blanco y platano!


Cuando tu novio viene una noche y te dice:
Mañana vamos a cenar a casa de mi padre puesto que es el cumpleaños de su mujer y ¡van a ir todos!.”
Y tú piensas; “Ah, vale… Guay!!”
Y entonces, al cabo de un rato, te suelta: “Ahh!!. Y les he dicho que como a ti te gusta hacerlos y no se te da nada mal, llevaría algún pastelito de postre.
¿Cómo?. ¿Qué?. ¿Perdona?. ¿Y me lo dices ahora?. ¿A las 22:30 de la noche???.
Y no es que no se pueda pero si me lo hubieras dicho un poco antes hubiese podido organizarme un poco!!.
“Yo te dejare aquí apuntada la receta al pie de la letra y tú te encargaras de hacer el bizcocho – le dije.
Así pues, es como hicimos esta tarta.
Mi chico se encargó de hacer el bizcocho y por la mañana, me encargué de rellenar y decorar la tarta.
Y todo sea dicho de paso; ¡el bizcocho le quedo muy bien!.


Ingredientes para el bizcocho (molde de 18 cm):
175 gr. de mantequilla sin sal.
175 gr. de azúcar
3 Huevos M
175 gr. de harina
5 gr. de levadura
40 gr. de chocolate blanco en polvo-

Preparación:
Pre-calentamos el horno a 170º con calor por arriba y por abajo.
Ponemos la mantequilla junto con el azúcar y batimos a velocidad media hasta que la mezcla blanquee.
A continuación iremos añadiendo los huevos uno a uno
(Si los huevos están fríos puede parecer que la mezcla se ha cortado pero cuando añadamos la harina esto se solucionará).
Incorporamos poco a poco la harina, la levadura y el chocolate blanco en polvo (que habremos tamizado previamente) y de forma manual con una espátula) iremos haciendo movimientos envolventes para que los ingredientes queden completamente integrados.
Rociamos el molde con spray desmoldante (o lo untaremos con mantequilla y espolvorearemos harina para que no se nos pegue), llenamos el molde con la masa y lo introducimos al horno durante unos 60 minutos aproximadamente.
Puesto que cada horno es diferente; pasados 45 minutos comprobaremos el bizcocho con un palillo.
Recordad no abrir el horno antes de que hayan pasado 45 minutos, sino, se nos hundirá el bizcocho.
Almíbar:
100 ml. de agua.
100 gr. de azúcar.

En un cazo mezclamos el agua y el azúcar y lo llevaremos a ebullición a fuego medio.
Una vez que hierva bajamos a fuego lento y lo dejamos unos 5 minutos.


Ingredientes para la buttercream:
375 gr. de mantequilla sin sal.
450 gr. de azúcar glass.
2 cucharaditas y media de leche semidesnatada
2 ó 3 cucharaditas de plátano en pasta (lo mejor es que vayáis poniendo de a poco y probando el sabor hasta que encontréis el punto que mas os guste).
Preparación:
Batimos la mantequilla un par de minutos hasta que esté cremosa.
Añadimos la leche y batimos un poquito.
Incorporamos el azúcar glass, batiremos hasta que esté bien integrado e iremos añadiendo la pasta de plátano
Una vez demos con el sabor que queramos, subiremos a velocidad alta y batiremos unos 5 minutos más.
Montaje de la tarta:
Cuando el bizcocho esté bien frio, lo cortaremos en 2-3 capas con la ayuda de una lira. Dependiendo de cuanto haya subido nuestro bizcocho.
En una base para tartas (plato, bandeja o lo que sea que vayamos a usar) pondremos un poquitín de buttercream y la extendemos un poquito.
Esto servirá para que a la hora de montar la tarta, el bizcocho no se nos resbale.
Colocamos la base de la tarta y la empaparemos con almíbar (esto va a gusto)
Rellenamos con una buena capa de buttercream de plátano.
Colocamos la siguiente lámina de bizcocho y (si ha cortado le bizcocho en 3 capas) repetimos el proceso.

Cubriremos completamente nuestra tarta con una fina capa de buttercream (tanto la superficie como los laterales) y lo alisaremos lo máximo posible retirando así el excedente de buttercream.
Refrigeramos durante 30 minutos aproximadamente.

Para la decoración me decidí por algo sencillo pero a la vez, elegante.
El efecto “rosa”.
Recurrí a mi boquilla preferida; la 2D de Wilton e hice las rosas.
Para darle un toque de brillante, le puse unas perlitas plateadas estratégicamente colocadas.


Una receta sencilla pero deliciosa. 
¡¡Muchos besikos!! ;-)